Cómo cuidar un tatuaje

Después te que tu artista favorito haya realizado el tatuaje de tus sueños, tu responsabilidad es cuidar tu tattoo para que luzca como el primer día durante mucho tiempo.

Para ello debes de hacer caso a tu tatuador, has de tener muy en cuenta sus indicaciones,  ya que es el especialista en este campo. Cualquier duda debes consultarla con él.

Debes dejar el vendaje inicial un mínimo de dos horas. Ten en cuenta que un tatuaje recien hecho es una herida abierta. Si no lo cubres bien podría infectarse al colarse bacterias del exterior.

Lava el tatuaje con agua templada y jabón neutro y secalo con papel de cocina.

Déjalo secar al aire, despues de unos minutos ya podras vestirte o cubrirlo con ropa.

Una vez seco y tirante es el momento de aplicar una fina capa de la pomada que tu tatuador te haya recomendado. Es importante que sea una capa fina y que cubra todo el tatuaje, así tu piel podrá absorverla bien y tu tattoo no se ahogará.

Este proceso deberás repetirlo entre tres y cinco veces al día durante el tiempo que dure la curación de la zona tatuada. Normalmente dos semanas, pero esto dependerá del tamaño y la zona de tu tatuaje.